Donación Después de la Vida

Legalmente consideramos donante de órganos y/o tejidos a toda persona fallecida, que en vida no haya dejado constancia expresa de su oposición para que después de su muerte se realice la extracción de órganos y tejidos, previo consentimiento de los familiares cercanos.Los órganos que pueden ser procurados son:

Los órganos que pueden ser procurados son:

  • Riñón

  • Intestino

  • Hígado

  • Corazón

  • Pulmones

  • Páncreas

Por paro cardíaco se pueden donar tejidos como:

  • Córneas

  • Piel

  • Huesos

  • Segmentos osteotendinosos

  • Válvulas cardíacas

  • Segmentos vasculares

Para que se puedan llevar a cabo un mayor número de trasplantes es necesario que existan donadores que han perdido la vida, ya sea por:

Paro respiratorio o cardíaco

El cual es el tipo más común de muerte.Y ellos pueden donar tejidos como: córneas, piel y hueso.

Muerte cerebral

Se considera donador fallecido a personas de entre 2 meses a 90 años de edad. La donación va a depender de la valorización de los médicos si existen tejidos u órganos sanos. En el caso de los menores de edad podrán donar tejidos músculo-esquelético y córnea, en tanto sea autorizado por los padres del menor.

Para determinar este tipo de muerte los médicos realizarán distintos estudios, en lapsos determinados de tiempo de acuerdo a lo estipulado en la Ley General de Salud.

Ellos pueden donar tanto órganos como tejidos: dos córneas, dos riñones, dos pulmones, corazón, páncreas, hígado, piel y huesos. Lo que significará poder salvar más de ocho vidas.